Entradas

Para Edual la Educación Social es sinónimo de construir junt@s las claves para la convivencia.

Queremos crear la curiosidad, las ganas de aprender, la ilusión por compartir, la capacidad de emocionar, tomar conciencia de una interrelación armoniosa y diversa entre l@s diferentes integrantes de la comunidad. Creemos en la suma de orientaciones específicas para desarrollar los indicadores de desarrollo personal y social.

En este entender de la Educación adquieren relevancia aspectos vinculados a la vida en comunidad y a la conciencia, así como a desarrollar personas autónomas y comprometidas con su entorno, como elemento inseparable aprender a convivir con el/la otro/a.

El principal sentir es construir junt@s y aprender a ser comunidad como clave para la convivencia.

Convivencia: calidad y equidad de la educación

La educación hacia la correcta convivencia permite el desarrollo de la persona, desarrollo personal y en su proceso de integración a la vida social, lo que implica la participación responsable en la vida ciudadana y en el desarrollo de su propio proyecto de vida.

La Educación Social es transformadora no sólo desde el cumplimiento formal sino desde la capacidad de mirar a cada persona como partícipe de la convivencia y, por lo tanto, de los aprendizajes que se despliegan en los establecimientos educacionales.

El desarrollo socioemocional es fundamental en el sentir de la Educación Social.

Invitamos a la comunidad educativa a seguir interiorizándose, de manera reflexiva, respecto de esta dimensión de la educación y su desarrollo, mentalizarnos de que las escuelas definan, de manera colaborativa, distintas acciones que pueden fortalecer su clima de convivencia.

La escuela, en todos sus niveles, es uno de los espacios donde se toma conciencia de pertenecer a una comunidad.

El programa “AULA CONVIVENCIA” es una parte importante dentro de un proyecto educativo dirigido a los chic@s de los IES y los CEIPS con el objetivo de facilitarles las herramientas y estrategias necesarias para poder afrontar los posibles conflictos de la etapa de vida en la que se encuentran.

Se trabajan los siguientes aspectos:

  1. Aprender a expresar y gestionar las emociones.
  2. Promoción del buen trato.
  3. Conocer cómo contribuyen las habilidades sociales a la mejora de la relación social con el grupo de iguales.
  4. Poner en práctica y reflexionar sobre las habilidades sociales: asertividad, empatía, escucha activa y autoconcepto.
  5. Facilitar herramientas para afrontar la presión de grupo.
  6. Reflexionar en cómo las habilidades sociales y la educación emocional son importantes en el manejo de nuestras relaciones a todos los niveles.
  7. Desmentir falsos mitos y leyendas.

Algunos términos que se utilizan en las sesiones con el alumnado del aula socioeducativa:

1. Resiliencia

Es una cualidad que permite a algunas personas ser golpeados por la vida y recuperarse más fortalecidos que nunca, actitud positiva, optimismo, capacidad de regular las emociones y con capacidad de ver el fracaso como una forma de retroalimentación de la que extraer algo útil o positivo.

Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud, con la que afrontes ese sufrimiento.

2.Empatía

Es la experiencia de comprender la condición de otra persona desde su propia perspectiva. Ponerse en sus zapatos y sentir lo que están sintiendo.

3.Empoderamiento

Es la capacidad que cada uno de nosotros tiene de tomar las riendas de nuestras vidas, de ser capaces de decidir y tomar la responsabilidad de cada uno de nuestros actos y de sus consecuencias.

4.Asertividad

Comunicar pensamientos, emociones, sentimientos y deseos de la manera adecuada y en el momento preciso.

La capacidad de reclamar tus derechos respetando el derecho de los demás. Las personas asertivas no se avergüenzan de defender sus puntos de vista o de tratar de influir en los demás.

En términos de afecto, asertividad significa reaccionar a las emociones positivas o negativas de un modo equilibrado, sin recurrir a la agresión ni a la pasividad. Saber decir NO a cualquier requerimiento que ponga en peligro nuestro equilibrio emocional es uno de los objetivos principales del entrenamiento asertivo.

Las 10 diferencias:

  • El objetivo del aula de castigo es la sanción, el objetivo del aula convivencia es la reeducación.
  • En el aula de castigo hay culpables, en el aula convivencia hay responsables.
  • El trabajo en el aula de castigo se impone, el trabajo en el aula convivencia requiere de compromiso.
  • En el aula de castigo se analizan las consecuencias, en el aula convivencia las causas.
  • En el aula de castigo de habla de medidas correctoras en el aula convivencia de prevención.
  • En el aula de castigo se le dice lo que NO debe hacer, en el aula convivencia se lo ofrecen alternativas.
  • En el aula de castigo el tratamiento es estandarizado en el aula convivencia es personalizado.
  • Al aula de castigo se accede por petición del docente, el aula convivencia es un recurso de toda la comunidad educativa.
  • En el aula de castigo el conflicto es negativo en el aula convivencia es una oportunidad de cambio.
  • En el aula de castigo se juzga, en el aula convivencia se reflexiona.

Esperamos que haya sido de vuestro interés nuestro post de hoy.

Os invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales: